pareja en playa

¿Qué cualidades busca una mujer en un hombre?

Las mujeres son personas complejas y diversas, con diferentes preferencias y deseos en sus relaciones.

Sin embargo, hay algunos rasgos y comportamientos comunes que las mujeres buscan en un hombre, así como cosas que no les gustan en las relaciones.

En este artículo, exploraremos el tema de las mujeres y las relaciones, incluyendo cómo conquistarlas, qué odian en las relaciones y qué buscan en un hombre.

Qué busca una mujer en un hombre

chica y chico riendo

En la mayoría de las especies, las hembras son el sexo «exigente», lo que significa que los machos suelen competir entre sí para acceder a las hembras, mientras que las hembras son exigentes y se aparean con su macho preferido.

Este proceso se denomina «elección de pareja» y es uno de los mecanismos impulsores de la selección sexual.

Esta elección podría ser consecuencia de que las mujeres nacen con un número mucho menor de gametos (óvulos/huevos) durante toda su vida, en comparación con los miles de millones (espermatozoides) que los hombres son capaces de producir a lo largo de la suya.

Este exceso de espermatozoides respecto a los óvulos convierte al gameto femenino en un recurso precioso. Además, la reproducción tiene mayores consecuencias para las mujeres que para los hombres, dado que el embarazo (y los riesgos asociados), el parto, la lactancia e incluso la crianza dependen en gran medida de la madre.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, es lógico que las mujeres sean más exigentes que los hombres a la hora de emparejarse. Entonces, ¿qué buscan las mujeres en un hombre?

Belleza

pareja joven besandose

Las mujeres se enamoran de lo que oyen, mientras que los hombres se enamoran de lo que ven.

Aunque esta cita da mucho juego en Tumblr, no es la evaluación más exacta del apareamiento humano. En efecto, los hombres valoran más el atractivo físico, pero las mujeres no son indiferentes al aspecto de los hombres.

Un equipo de investigación estudió los efectos de la musculatura y el vello corporal como factores determinantes del atractivo sexual.

Mediante una serie de cinco estudios, los científicos llegaron a la conclusión de que las mujeres preferían sistemáticamente un tipo de cuerpo musculoso, con hombros anchos y cintura estrecha, en comparación con un tipo de cuerpo delgado o muy corpulento.

Estas características podrían considerarse atractivas dada nuestra historia evolutiva; por ejemplo, los hombres necesitaban fuerza física para cazar y proteger a sus familias. La musculatura también podría indicar a las posibles parejas la salud de los hombres, como su función cardiaca o su metabolismo.

Sorprendentemente, la preferencia por los hombres musculosos era constante en el Reino Unido y Sri Lanka, dos culturas marcadamente diferentes. Este hallazgo sugiere que probablemente se trate de una preferencia innata, y no tanto del producto del construccionismo social.

Las mujeres prefieren sistemáticamente un tipo de cuerpo musculoso, con hombros anchos y cintura estrecha.

Además, las mujeres expresaron su preferencia por los hombres con vello en el pecho y el abdomen y los percibían como mayores que a los hombres sin dicho vello. Podría darse el caso de que el vello corporal de los hombres, una característica sexual secundaria, señalara su madurez sexual.

Al estudiar las preferencias por la estatura, los investigadores han descubierto que, por término medio, ambos sexos prefieren relaciones en las que el hombre es más alto y la mujer más baja.

La estatura se asocia positivamente con diversas características, como la posición social, la salud, el nivel educativo y la riqueza; algunas de estas asociaciones (como la estatura y la riqueza) son más pronunciadas entre los hombres.

Otra consideración física es el atractivo facial.

La investigación en este campo ha arrojado resultados contradictorios.

Algunos estudios han revelado una preferencia femenina por rasgos faciales más masculinos y dominantes (como mandíbulas más grandes), mientras que otros han demostrado una preferencia por características más femeninas.

Una posible explicación de estos resultados contradictorios son las suposiciones que se hacen sobre los rasgos de personalidad que poseen los hombres con rostros masculinos o femeninos.

hombre musculoso

Por ejemplo, aumentar la masculinidad de los rasgos faciales de un hombre incrementa las percepciones de su dominancia, edad y masculinidad, mientras que disminuye las percepciones de honestidad, emocionalidad y calidad parental.

Las habilidades sociales, como la cooperatividad, la calidez y la parentalidad, se asocian a rostros masculinos feminizados. Esto se debe quizás a que suavizan rasgos que se asocian con rasgos negativos de la personalidad.

En particular, en ambos sexos y en todas las culturas (incluidos los grupos de cazadores-recolectores actuales), se prefieren los rostros simétricos a los menos simétricos.

Inteligencia

pareja en cafeteria

Tanto las mujeres como los hombres prefieren parejas que sean al menos tan inteligentes como ellos cuando se trata de relaciones duraderas.

Esto se debe a que la inteligencia tiene mucho valor, por ejemplo a la hora de resolver problemas, desenvolverse en sistemas sociales o satisfacer las exigencias de la vida moderna. Así que ser inteligente es sexy.

La inteligencia es sexy.

Sin embargo, las mujeres (en mayor medida que los hombres) dan más importancia a la inteligencia de sus parejas a largo plazo que a corto plazo.

Las mujeres son más propensas a rechazar a los hombres de «baja calidad», dado el elevado coste que supone cometer errores en el apareamiento. En cambio, las consecuencias de cometer tales errores son menos graves para los hombres. Por tanto, los hombres no son tan exigentes con la calidad intelectual de sus parejas a corto plazo.

Personalidad

Las características de personalidad desempeñan un papel fundamental en la selección de pareja y la satisfacción conyugal. Ambos sexos prefieren parejas que tengan una personalidad similar a la suya y tienden a emparejarse con parejas que encarnen sus preferencias.

Sin embargo, las mujeres son más exigentes con las preferencias de personalidad y buscan en sus parejas mayores niveles de rasgos socialmente deseables. Por ejemplo, prefieren que su pareja sea activa y dominante, así como inteligente, culta y perspicaz.

Además, las mujeres, en mayor medida que los hombres, quieren parejas que sean justas, cariñosas, generosas, emocionalmente estables y trabajadoras.

A pesar de estas diferencias de sexo en el grado de preferencia, las mujeres y los hombres se inclinan por las mismas cualidades en una pareja, y suelen buscar parejas con altos niveles de conciencia, apertura/inteligencia, simpatía y estabilidad emocional.

Tener una pareja baja en estos tres últimos dominios está asociado con la insatisfacción marital y sexual.

Prosocialidad

pareja playa riendo

Las mujeres se sienten atraídas por hombres con tendencias heroicas y altruistas. Esta preferencia es más pronunciada en el contexto de las relaciones duraderas.

El altruismo podría haber evolucionado como indicador del comportamiento futuro hacia la pareja y los hijos que tengan juntos, sirviendo de señal de las cualidades parentales de alguien. Abarca varios rasgos, como la amabilidad, la justicia y la generosidad.

Las mujeres prefieren a los valientes que asumen riesgos, pero esto no se aplica a la asunción de riesgos que no ofrecen ningún elemento prosocial.

Otra forma de comportamiento prosocial es el heroísmo. En un estudio, el equipo de investigación descubrió que las mujeres se sentían más atraídas por los hombres heroicos que por los altruistas.

El heroísmo en los hombres era preferido en las parejas a largo plazo, las parejas a corto plazo y los amigos varones, mientras que el altruismo influía en menor medida en las elecciones de las mujeres.

Y aunque las mujeres preferían parejas valientes y arriesgadas, es importante señalar que esta preferencia no se aplica a la asunción de riesgos que no ofrecen ningún elemento prosocial.

Este último tipo de búsqueda de riesgos reflejaría más exactamente un comportamiento descuidado y señalaría falta de fiabilidad en el contexto del matrimonio y los hijos.

Recursos

pareja tomando algo

Dado que las mujeres invierten más en sus hijos (embarazo, lactancia, crianza), prefieren compañeros que puedan obtener y asegurar los recursos necesarios para mantener a su familia.

En cambio, los hombres se preocupan menos por los recursos de su pareja. Esta tendencia se observa tanto en las especies humanas como en las no humanas.

Así que, naturalmente, las mujeres son más propensas a buscar recursos que los hombres. Y como complemento, los hombres son más propensos a hacer publicidad de su éxito económico para atraer a las mujeres.

La mujer media tiene en cuenta los recursos de un hombre junto con otros muchos rasgos.

Eso no quiere decir que las mujeres sean cazafortunas. A la hora de buscar pareja, la mujer media tiene en cuenta los recursos del hombre junto con otros muchos rasgos, mientras que una «cazafortunas» puede centrar su atracción principalmente en las finanzas del hombre.

Humor

Las mujeres prefieren a un hombre que las haga reír, y los hombres a una mujer que se ría de sus bromas. Las mujeres, más que los hombres, valoran el sentido del humor en sus posibles parejas, y se ríen y sonríen durante las conversaciones, sobre todo en respuesta a las bromas del sexo opuesto.

Las preferencias y percepciones del humor están asociadas a las preferencias y percepciones de inteligencia y calidez, lo que sugiere que el humor podría funcionar como una señal de las cualidades subyacentes de una pareja (como su inteligencia).

El humor también tiene otras funciones, como promover la salud mental, suavizar las críticas y facilitar la comunicación entre los amantes.

Lo que las mujeres odian en las relaciones

mujer asco

Aunque cada mujer es única y tiene preferencias diferentes, hay algunos rasgos y comportamientos que generalmente no gustan a las mujeres. He aquí algunas cosas comunes que las mujeres odian en una relación:

Deshonestidad

La sinceridad es una parte crucial de cualquier relación sana. Las mujeres valoran la honestidad y la transparencia, y no les gustan los hombres que mienten o las engañan. La deshonestidad puede erosionar la confianza y dañar una relación, así que es importante ser sincero y franco con tu pareja.

Egoísmo

A las mujeres no les gustan los hombres egoístas que sólo piensan en sus propias necesidades y deseos. Un hombre que no está dispuesto a comprometerse o hacer sacrificios por su pareja no será bien visto.

Una relación sana requiere que los dos miembros de la pareja tengan en cuenta las necesidades del otro y trabajen juntos para alcanzar objetivos comunes.

Falta de respeto

El respeto es una parte esencial de cualquier relación sana. A las mujeres no les gustan los hombres que las menosprecian, insultan o faltan al respeto. Un hombre que no muestra respeto por las opiniones, sentimientos o límites de su pareja no será bien visto.

Es importante tratar a tu pareja con amabilidad, consideración y respeto.

Falta de ambición

mujer admirando hombre trabajo

A las mujeres les atraen los hombres ambiciosos y con metas para su futuro.

Un hombre que carece de empuje o motivación puede resultar poco atractivo para las mujeres. Las mujeres quieren un compañero que sienta pasión por lo que hace y esté dispuesto a trabajar duro para alcanzar sus objetivos.

Malos hábitos de higiene y aseo

Las mujeres aprecian a los hombres que se cuidan y tienen buenos hábitos de higiene y aseo. Un hombre desaliñado, que huele mal o tiene una higiene deficiente puede resultar poco atractivo para las mujeres.

Es importante cuidar tu aspecto y presentarte limpio y ordenado.

Conclusión

En conclusión, las mujeres son individuos complejos y diversos con preferencias y deseos diferentes en las relaciones.

Para conquistar a una mujer, los hombres deben esforzarse por establecer una conexión, tener confianza en sí mismos, mostrar amabilidad y compasión, desarrollar un buen sentido del humor, ser auténticos, ser respetuosos, atentos y comunicativos, y tomarse las cosas con calma.

A las mujeres no les gustan los hombres deshonestos, egoístas, irrespetuosos, sin ambición y con malos hábitos de higiene y aseo personal. En cambio, a las mujeres les atraen los hombres seguros de sí mismos, amables, con sentido del humor, ambiciosos y auténticos.

Siendo la mejor versión de sí mismos, los hombres pueden atraer a las mujeres adecuadas a sus vidas.

El boletín para hombres

¿Te interesa el arte y la ciencia de seducir? Apúntate a nuestro boletín de masculinidad.


Despliega info legal pulsando aquí

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestionar y enviarte información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento como interesado. Destinatarios: Nunca se cederán tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada email que te mande o contactando conmigo. Información adicional: Consulta más info aquí.